Florencia Núñez: «Siento que soy parte de un legado»

Escrito por el 19 noviembre, 2021

Nombre: Florencia Núñez • Edad: 30 • Ocupación: cantante, comunicadora, realizadora audiovisual • Señas particulares: es muy controladora en su trabajo y perfeccionista, no habla de su vida privada y le gusta el vermú.

En un país de grandes mujeres cantantes, ¿es consciente de que fue la primera en ganar un premio Graffiti como compositora, en 2018, y ahora en 2021 como productora, como mejor álbum y como mejor canción? Trato de tomar distancia de mí. Siento que mi carrera no es una isla y que necesité de referentes cercanas siempre. Siento que esto es también el producto de una coyuntura y que soy parte de un legado. Debieron pasar muchas ediciones para romper muros invisibles en categorías que han tendido a ser masculinas por muchos años.

Usted investigó ese tema, las mujeres en la música, cuando cursó la Licenciatura en Comunicación. Sí, pero no desde el lugar de los logros; lo investigué más desde un lugar de tener voz, una voz reconocible. Cuando hacía la carrera, sentía que había una ebullición de mujeres queriendo mostrar sus canciones. Había figuras, como Ana Prada, que me decían que había un camino visible. Era 2010 o 2011.

¿Es un ambiente machista el musical? No sé si decirlo me corresponde, porque siempre me sentí bien recibida. Pero eso es lo visible, luego hay subtramas de las que ni yo soy consciente. Sí considero que por muchos años hubo más visibilidad en hombres que en mujeres.

¿Por qué le decían Rayita en la Facultad? Era un apodo que me pusieron mis compañeros y que tenía que ver con la locura y el torbellino que venía conmigo a todos lados.

Su madre es escribana y su padre funcionario bancario. ¿Qué les pareció que se dedicara al arte? Bueno, el “de qué vas a vivir” acompaña a cualquier padre cuando un hijo tiene una inclinación de algo no tradicional. Hace poco leí una entrevista a Pedro Almodóvar, que contaba que su madre, siendo él ya Pedro Almodóvar, le decía: “No dejes la Telefónica” (risas). Pero sí sentí el apoyo constante. Cuando juega algo tan fuerte como la vocación, sobre todo en gente muy obstinada y convencida de lo que quiere como yo, es más difícil frenarlo.

¿De qué ha trabajado? Trabajé desde los 16 años durante el verano. Fui recepcionista en hoteles de La Paloma y La Aguada. Ya viviendo en Montevideo fui encuestadora y trabajé en un call center. Ya recibida hice comunicación y redes en una empresa de accesorios para autos, donde estuve hasta 2018 cuando salió mi segundo disco. Ese fue mi último trabajo por fuera de la música.

Hasta ese segundo disco era compositora. ¿Es más difícil ser intérprete, “defender” lo que escribieron otros? Es un trabajo muy lindo que en Uruguay está infravalorado, invisibilizado, donde entra mucho en juego la producción artística. Te pones en un lugar diferente, tienes que elegir cómo dar un mensaje. Pero lo estoy disfrutando muchísimo. Laura Canoura me decía que estaba buenísimo que dejara descansar a la compositora. Ha sido un desafío lindo y me ha aportado muchísimo.

Mantiene la conjugación de “tú” rochense, ¿Hace cuánto vive en Montevideo? Once años. Nunca lo perdí. Tengo mucho vínculo además con gente rochense, hablamos así en WhatsApp, en ensayos, en asados.

Las canciones de su último disco, Porque todas las quiero cantar, ¿eran conocidas en su círculo no rochense? Muy poco, sobre todo en gente de mi generación. Quizá la gente más grande, por el folklore, por la resistencia a la dictadura, sí. Pero mis colegas no tenían mucha idea. Esa era una de las debilidades y oportunidades a la vez.

¿Qué podría decir de esa música? Hay un vínculo con lo oceánico, porque en definitiva es el paisaje lo que hace un diferencial. Ahí está lo vivencial. Lo que rescato es que todas esas canciones y poesías hablan del lugar y de cómo ese lugar dialoga con el hombre, con el quehacer, con su diario vivir.

Otra cosa folklórica de Rocha es, en verano, una atención casi apática a los turistas. ¿Por qué se da eso? ¿Se descansan en tener las mejores playas? No sé si se descansan en eso. Tiene que ver con la idiosincrasia del lugar, con ese andar un poco lento y sin apuro. No digo que todos los que atienden sean iguales, tampoco. Pero sí es cierto que el turista acostumbrado a Punta del Este o a Brasil, va a Rocha y le cuesta entender esa… parsimonia. Es cierto que es una atención distinta a otros lugares. Pero la gente va a seguir yendo porque es un lugar increíble.

¿Cómo nació su fanatismo por Alejandro Sanz? De niña. Siempre me gustó su música, tenía sus discos y lo veía en la tele. Es de esos artistas que sigo escuchando.

¿Hay alguna canción que quiera cantar con él? Muchas. Pero no es que quiera, ¡sé que voy a cantar con él! Yo voy a cantar Deja que te bese, la que grabó con Marc Anthony. Pero igual puedo cantar la que él me ofrezca.

¿No fue muy ochentoso firmar discos en una disquería? Yo siempre he firmado discos, sobre todo en los conciertos más chicos y cercanos. Sí fue la primera vez que participé en una firma de discos organizada. Un evento así es medio vintage, quizá, pero también fue una ocasión de encuentro diferente con la gente. Siempre se me acercan con mucho respeto y educación a pedirme una foto o una firma.

¿Qué sigue ahora? ¿Habrá una continuación? ¿Otro disco de Rocha, otro documental? No siento que haga falta una continuación. Creo que con el trabajo está más que cumplido el objetivo. Ahora estoy a la espera de salir a defender este álbum y todo mi repertorio, mostrarlo en directo, y mostrar el nivel de músicos que me acompañan. Hay cuatro rochenses y cinco montevideanos tocando conmigo. No llegué a tocar este disco en vivo. ¿Qué viene ahora? Encontrarme con la gente.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Background
Abrir chat