Herederos de la música: Padres e hijos comparten la misma pasión

Escrito por el 10 julio, 2020

Para celebrar el Día del Padre, nos sumergimos en las historias de cinco músicos que transmitieron a sus hijos la pasión a la que le dedicaron su vida

A menudo es claro distinguir las cualidades o características que los hijos reciben o aprehenden de sus padres.

Cuando además de compartir el ADN, estos rasgos tienen que ver con el mismo amor por una expresión artística, la conexión se vuelve más cercana e intensa.

Padre e hijo

Músicos

Francisco Nasser e hijohttp://Francisco Nasser

Francisco Nasser creció rodeado de instrumentos. Su acercamiento a la música se dio de una forma muy natural. Durante su infancia la banda de rock Níquel, liderada por su padre, vivía su época dorada. Para Francisco -el mayor de tres hermanos- era habitual pasar las tardes jugando en la misma sala donde Jorge , junto con los otros integrantes del grupo, componía y ensayaba Candombe de la Aduana, Amo este lugar o Milonga de pelo largo.

Entre la curiosidad y el juego, Francisco se fue involucrando con la música y Jorge haciéndolo partícipe de ese ambiente artístico.

«Él empezó a interesarse por la música y en actividades complementarias como la producción de sonido», cuenta Jorge sobre su hijo. «Veo, por ejemplo, el disco nuevo y lo comentamos, y lo mismo al revés. Es continuo y es parte de nuestra relación, desde siempre», comenta Francisco.

«Cuando no está ese consejo yo lo extraño, porque para mí es un confidente», agrega Jorge, que presentó su último disco, Llegar, armar, tocar, en noviembre de 2019 en la Sala Teatro Movie.

La vocación por la música no fue lo único que Francisco heredó de su padre. «Es la persona que conozco que más horas le dedica a la música. Cuando se graba un disco es a morir y seguro que yo eso lo tomé de él, de verlo trabajar. »

Casi sin darse cuenta, Jorge fue transmitiendo a sus hijos el amor por la música . «Cuando Francisco se empezó a desarrollar y a ser considerado por otros artistas, a mí me llenó de orgullo.

Eso como músico y padre me enorgullece», concluye Jorge. Que mejor para celebrar el Día del padre.

Padre e Hijo

Claudio Nathan heredó de su padre el amor por la música y por el violín, y fue ese mismo sentimiento que él transmitió a sus hijos.

«Ellos crecieron en un ambiente favorable a la música, me veían tocar, me escuchaban. Intenté fomentarles el gusto por la música, les di las herramientas para que se desarrollaran y pudieran vivir de ello», cuenta Claudio, violinista con una vasta carrera profesional, y que en la actualidad se desempeña como segundo violín de la Orquesta Sinfónica del Sodre y la Filarmónica de Montevideo.

Gracias a las clases que Claudio les impartía a sus hijos, Federico y Maximiliano, y el ambiente rodeado de música en el que vivían, ambos comenzaron a cultivar sus habilidades con el violín y la percusión, respectivamente.

«Mi primer acercamiento con la música fue acá en este living. » « Si le doy consejos, es más bien en cuanto a cómo desarrollarse o cómo recibir un retorno en un mundo tan competitivo», explica Claudio.

Para este violinista que ha dedicado su vida a la música y ha acompañado a tenores como Plácido Domingo y José Carreras, el hecho de que sus hijos hayan seguido este camino es una de las satisfacciones más grandes.

«Para mí, es un regalo de la vida ver a mis hijos enfocados, abocados a la música. »

Padre e hijos

Músicos

Gonzalo con Soledad, Joaquín, Federico, Valentina y Guillermina Moreirahttp://Gonzalo con Soledad, Joaquín, Federico, Valentina y Guillermina Moreira

Gonzalo con Soledad, Joaquín, Federico, Valentina y Guillermina Moreira Música y familia son dos conceptos que van de la mano para los Moreira.

« Conscientemente yo no hice nada como para que a ellos les gustara la música. Naturalmente se dio que el hecho de que la música estuviera rondando por ahí hizo que desarrollaran un gusto por ella, sin proponérselo. » Este amor por la música que el padre contagió a sus hijos de forma inconsciente fue marcando de forma distinta a cada uno de ellos.

«Sumado a eso, me fue regalando instrumentos, la batería con la que tocaba él, y después comencé a trabajar en el estudio», agrega quien hoy dirige junto con su padre la productora La Mayor, de donde han salido muchos de los jingles más sonados de las últimas campañas electorales.

Los recuerdos y anécdotas rodeados de música, viendo a su padre en los escenarios, son innumerables, así como los conciertos íntimos e improvisados entre familiares y amigos.

Para los hermanos Moreira, su padre es un referente tanto en lo musical como en lo personal. «La música no es un camino fácil y muchas veces lo llamamos, le pedimos consejos.

«Es nuestro padre y lo admiramos como músico. Lo que él diga siempre lo tomás como una palabra importante», agrega Guillermina , quien también trabaja en la empresa con su padre.

» Ya sea por el entorno en el que crecieron, por el gusto compartido por la música, por haber trabajado juntos o por la conjunción de estas tres variables, es imposible negar la unión que existe entre ellos.

«Tenemos una unión a través de la música, que es una herramienta fundamental para expresar sentimientos o para cantar una canción que nos representa mucho y me representa a mí», cuenta el padre, haciendo referencia al video del tema El País de las Maravillas, que los Moreira grabaron cada uno desde su casa en plena cuarentena y se difundió por las redes.

Nada mejor para en el Día del padre.

Padre e hijo

Músicos

Christian y Lucas Caryhttp://Christian y Lucas Cary

Desde ese día hasta los cuatro años, el vocalista y guitarrista de La Triple Nelson le fue acercando el instrumento a Lucas , sobre todo para jugar. Así, desde pequeño, Lucas se fue formando en un universo que lo llevaría a seguir los pasos de su padre.

Padre y familia

Familia de Músicos

Juan José con Francisco y Virginia Aldadohttp://Juan José con Francisco y Virginia Aldado« Ellos se fueron interesando porque la música la escuchaban todo el día, así como las grabaciones que teníamos en casa. No forzamos sus estudios, pero desde chicos estuvieron cercanos a las artes», cuenta Juan José.

«Cuando íbamos a los conciertos y mamá no tocaba en la orquesta, yo le agarraba la mano y la presionaba cada vez que sentía desafinaciones y ella me iba diciendo si estaba bien o no», recuerda Francisco , quien en la actualidad es segundo oboe en la Filarmónica. Juan José hizo de la música su opción de vida y alentó a sus hijos cuando ellos eligieron dedicarse a esta disciplina.

Trabajar en familia y tocar todos juntos en la Filarmónica fue algo que la familia Aldado hizo hasta hace algunos años atrás, cuando Juan José decidió retirarse del ejercicio profesional.

«Hasta ese momento éramos la familia de músicos en actividad más grande del Uruguay», dice con orgullo el padre.

Esta experiencia le permitió a la familia generar un intercambio de consejos sistemático, desde el más joven hasta el más veterano.

«Papá y yo venimos de la misma familia de instrumentos, entonces hay muchos pasajes que compartimos, al igual que las mismas dificultades, y llegado el momento intercambiábamos», cuenta Virginia , solista de violonchelo de la Filarmónica de Montevideo y de la Orquesta Sinfónica del Sodre.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist

Background
Abrir chat