John Legend, ganador por donde se lo mire

Escrito por el 23 diciembre, 2019

El pianista, cantante y compositor no solo ha arrasado con todos los premios artísticos habidos y por haber, también es el hombre más sexy del mundo

En 35 de los 50 estados de Estados Unidos hay una ciudad que se llama Springfield. De hecho, ese fue el motivo por el cual Matt Groening decidió llamar así a la casa de Los Simpsons, aunque hace años deslizara que la musa fue la situada en Oregon. Hay otra Springfield que ameritaría destaque: la de Ohio. Es que ahí, el 28 de diciembre de 1978, nació John Roger Stephens, un hombre que, conocido para el mundo como John Legend, actor, pianista, cantante y compositor, parece convertir en oro todo lo que toca, ya sea con su música como con su pinta.

Este hombre a punto de cumplir 41 años es lo que se conoce en el ambiente artístico como un EGOT: ha ganado Emmys, Grammys (10, sin ir más lejos), Oscars y Tonys. También ha ganado Globos de Oro, por lo que no le quedó ningún premio artístico sin ganar. A su vez, su labor humanitaria le mereció los premios CARE para el Cambio Global, John T. Walker al Servicio Humanitario Distinguido, BET al Trabajo Humanitario y Artista del Año por la Fundación Harvard.

Con semejante vitrina, Legend -casado y padre de dos hijos- no necesitaba más para seguir brillando en el firmamento de las celebridades con una consolidada carrera, pero, por si fuera poco, acaba de ser nombrado «el hombre vivo más sexy del mundo» por la revista People, lo que lo convierte en el tercer afroamericano que recibe este premio que se da anualmente desde 1985 (tras Denzel Washington en 1996 e Idris Elba en 2018).

«Mis padres siempre me enseñaron que si vas a tener éxito en la vida, parte de ese éxito es la humildad», dijo Legend a People. Sus padres lo estimularon a cantar en el coro eclesiástico de la iglesia de su barrio a los cuatro años y a tocar el piano a los siete. ¿Algo más? Tiene 11 millones de seguidores en su cuenta de Instagram y su pareja con Chrissy Teigen, una modelo y conductora televisiva bellísima, es una de las más glamorosas del star system.

Fatto in casa. De pequeño, el hijo de Ronald Lamar Stephens y Phillys Elaine se crio en su casa. Su madre, que era directora del coro de la iglesia ya mencionada, fue quien se encargó de su educación, en su propio hogar. Tenía linaje musical: su abuela tocaba el órgano, su padre, y uno de sus cuatro hermanos, la batería.

Era un muy buen estudiante: a partir de los 12 años asistió a la High School del norte de su ciudad natal, donde fue el segundo mejor de su clase. «Me gradué a los 16 años», dijo en Spotlight. Fue aceptado en la prestigiosa Universidad de Harvard y becado en Morehouse y Georgetown. Sin embargo, acabó estudiando Inglés y Literatura Afroamericana en la Universidad de Pensilvania.

Mientras tanto, actuó en espectáculos de Filadelfia y fue parte de Counterparts, un grupo de jazz y pop a capella. Contactado por un amigo en común, colaboró con la ya famosa Lauryn Hill, tocando el piano en el disco The miseducation of Lauryn Hill (1998). Tras graduarse se mudó a Nueva York y comenzó a trabajar como consultor, sin dejar de lado la música. Tocaba y cantaba en clubes nocturnos y grababa sus propios demos.

Así llegaron sus primeras producciones, John Stephens (2000) y Live at Jimmy’s Uptown (2001). Por esos trabajos llamó la atención del artista de hip hop Kanye West. Su música era, según quienes se le acercaban entonces, de «vieja escuela». Esa es la justificación que se le ha dado a su cambio de nombre: John Legend (Leyenda). Además de telonear a West, fue parte de Sphinx Senior Society y de Onyx Senior Honor Society.

Camino a la fama. Su primer álbum como tal, Get lifted, fue editado en 2004 y ganó el Grammy al Mejor trabajo de rhythm and blues, además de vender unas tres millones de copias en todo el mundo. Luego lanzó Once again en 2006, cuyo tema Heaven obtuvo el Grammy a la Mejor interpretación vocal masculina R&B. Un éxito que prosiguió con Evolve (2008), que obtuvo otros tres Grammys, así como con el disco que editó en 2010 junto con The Roots, Wake up, también galardonado como Mejor álbum.

En la siguiente (y actual) década, Legend siguió triunfando. Publicó dos álbumes más, Love in the future (2013) y Darkness and light (2016). Además, en 2015 recibió el Oscar a Mejor canción original por el tema Glory, que escribió para la película Selma (2014).

Otros de sus trabajos relacionados con el cine son haber aparecido como actor en la exitosa película La La Land (2016), donde hizo de Keith, y colaborar con Ariana Grande en una versión del famoso tema de Beauty and the Beast (2017) para la remake en versión live-action del clásico de Disney.

Su casamiento con Teigen, con quien se comprometió en 2011 tras cuatro años de noviazgo, fue en 2013. En ese año le dedicó la romántica All of me, uno de sus éxitos más reconocidos. Ya se habla de una relación de 12 años, todo un récord para Hollywood. En 2016 nació Luna Simone y en 2018 Miles Theodore.

En otras facetas de la vida privada y pública, John es, como sus premios indican, una persona con fuerte carácter filantrópico: es miembro de los consejos de Teach for America, Stand for Children, The Education Equality Project y Harlem Village Academies.



Chico sexy. Una de las características de este sexy boy es que no tiene pelos en la lengua, pues no ha tenido reparos en hablar de la actualidad política de su país. Apoyó la Cuarta Enmienda aprobada en 2018 que devolvía el derecho a sufragio a los votantes que hubieran cumplido sus penas de cárcel, a los que acompañó en una jornada histórica el pasado 8 de noviembre. «Tengo el honor de ayudar a estas personas a registrarse para votar», dijo a través de su cuenta de Twitter.

Y, si ya por estas cosas John nunca bajaba de la cresta de la ola, el reciente reconocimiento de la revista People, que lo eligió como «el hombre vivo más sexy del planeta», lo ha puesto todavía más en el foco mediático. En sus propias palabras, «el John de 1995 estaría perplejo de suceder a Idris Elba (elegido el año pasado) como hombre más sexy del mundo. Demonios, ¡el John de 2019 está igual de perplejo!», dijo con humor en su Instagram el 12 de noviembre, aunque añadió: «Pero gracias, People, por encontrarme sexy… ¡Lo acepto!». El posteo incluyó una imagen de Elba justificando tal distinción al lado de la de un Legend -entonces Stephens- de 17 años muy poco agraciado.

De hecho, el artista aseguró a la propia revista que estaba emocionado pero al mismo tiempo algo asustado «porque supone mucha presión». Legend explicó que: «Todo el mundo va a analizarme para juzgar si soy lo suficientemente sexy como para ostentar el título». Y bromeó: «Estoy siguiendo el legado de Idris Elba, ¡y eso no es justo!».

Por su parte, su esposa Chrissy Teigen también reaccionó con humor atrevido a través de Twitter y escribió: «Mi secreto ha sido descubierto: he cumplido el sueño de acostarme con el hombre vivo más sexy del mundo según People, ¡qué honor!».

En la entrevista con People, John agradeció a su familia: «Me siento muy orgulloso de tener una esposa y dos hijos de los que estoy completamente enamorado y conectado».


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist

Background
Abrir chat